fbpx

Tratamiento

Conoce nuestras opciones de tratamiento para Frenar el Sudor

 

Una valoración detallada es el primer paso para iniciar el tratamiento para Hiperhidrosis

La Hiperhidrosis Primaria y Secundaria puede tratarse con métodos no definitivos de control, los cuales requieren que el paciente visite al médico periódicamente, es por esto que debes considerar que los tratamientos clínicos pueden ser a largo plazo para algunos pacientes. En ocasiones, es posible que tengas que intentar con una combinación de tratamientos.

Es importante asegurarnos que no se trate de una enfermedad preexistente que agrave el problema o que la sudoración sea causada originalmente por esta enfermedad secundaria, lo cual conocemos como Hiperhidrosis Secundaria, por ello es importante tu previa valoración. En el caso de presentarse Hiperhidrosis Secundaria este caso se procede a tratar primero esta enfermedad.

Contamos con el tratamiento ideal para ti

Los medicamentos que se utilizan para tratar la hiperhidrosis comprenden los siguientes tipos, todos disponibles en Hiperhidrosis México:

  • Antitranspirantes especiales en base a sales de aluminio

    Contamos con una amplia selección de antitranspirantes con cloruro de aluminio que el médico especialista podrá recetarte. Generalmente, se aplica en la zona afectada antes de dormir. Luego se lava el producto al despertar, siempre teniendo cuidado de que no entre en contacto con los ojos. Si presentas irritación de la piel, puede ser útil una crema de hidrocortisona para aligerar las molestias.

  • Tópicos y cremas con receta

    Nuestra selección de cremas y tópicos recetados contienen glicopirrolato, sustancia activa que ayuda a las zonas afectadas por la hiperhidrosis como el rostro y cabeza.

  • Medicamento especializado para bloquear los nervios

    Nuestra selección de medicamentos orales pueden bloquear las sustancias químicas que permiten que determinados nervios se comuniquen entre sí. Esto puede reducir la sudoración para algunas personas. Es posible detectar algunos efectos secundarios, todos perfectamente controlables.

  • Antidepresivos.

    Es importante valorar la opción que ofrecen algunos medicamentos que se utilizan para tratar la depresión, estos también pueden disminuir la sudoración. Además, pueden ayudar a reducir la ansiedad que empeora la hiperhidrosis. Su prescripción implica una valoración completa de tu caso específico.

  • Aplicación subcutánea de onobotulinumtoxin tipo A

    El tratamiento con T. B. onobotulinumtoxin tipo A subcutánea bloquea temporalmente los nervios que causan sudoración. Primero se enfriará o anestesiará la piel. Se necesitarán varias inyecciones para cada zona del cuerpo afectada. El efecto puede durar desde 3 hasta 12 meses, posteriormente deberá repetirse el tratamiento. Esta aplicación puede llegar a ser dolorosa, y algunas personas presentan debilidad muscular temporal en la zona tratada. Afortunadamente nuestra opción de tratamiento es la versión más pura de la fórmula, lo que prolonga la duración y reduce el dolor durante la aplicación.

El primer paso para una persona que detecta el sudor excesivo, acude al especialista y es diagnosticada con Hiperhidrosis es iniciar con el tratamiento médico indicado para valorar la evolución y la respuesta al mismo.

Tratamiento de Iontoforesis

La iontoforesis ha sido reportada como una forma efectiva para el control del sudor de pies y manos, que actualmente también cuenta con opciones para la aplicación en axilas y cabeza. Si los antitranspirantes no son efectivos, la iontoforesis es el siguiente paso en el tratamiento.

Esta opción consiste en un tratamiento transcutáneo, que aplica el paso de corriente eléctrica a través de la piel. Es una técnica que facilita el transporte molecular a través de la piel bajo la influencia de un campo eléctrico externo, continuo. La corriente eléctrica moviliza los iones de sodio de una solución acuosa en la que sumergimos la zona a tratar, y ello origina un reposo temporal de las glándulas sudoríparas.

Dos tipos de iontoforesis están actualmente disponibles para tu tratamiento, cada una depende de tu grado de severidad: la que utiliza agua corriente y la que emplea un fármaco anticolinérgico en solución.

 

 

 

Cuando ya se tiene conocimiento ante los resultados de un tratamiento médico o un tratamiento por iontoforesis, y el problema de sudor que se presenta va de grave a severo sin mejoría o satisfacción ante las primeras opciones, el siguiente paso será que el paciente deberá considerar la cirugía como su siguiente opción. Ante este panorama de resultados la cirugía se presenta como una mejor alternativa e inversión, al ser un procedimiento definitivo, inmediato, seguro y confiable, realizado en su totalidad por el equipo médico de Hiperhidrosis México; expertos en cirugía torácica y cirugía mínimamente invasiva.

 

 

Cirugía mini ETS. Mini Simpaticotomía Endoscópica Torácica.

La cirugía ETS, por sus siglas en inglés, es el tratamiento definitivo para la hiperhidrosis excesiva. La interrupción de los impulsos nerviosos hacia las glándulas sudoríparas de manos, rostro y axilas se da mediante el corte del nervio simpático, a esto se le conoce como Simpaticotomía Torácica, dicho procedimiento también es efectivo para eliminar el rubor facial o enrojecimiento del rostro.

Este procedimiento se realiza en un sólo día de forma muy segura y eficiente mediante anestesia general. Es una cirugía poco invasiva donde el paciente puede regresar a casa el mismo día para retomar sus actividades diarias.

Cirugia mini ETS Simpatectomia
Mini-Toracoscopía utilizada para la cirugía ETS.

 

Realizamos la cirugía menos invasiva y más efectiva para frenar el Sudor Excesivo

 

El Dr. Walid L. Dajer Fadel y su equipo de cirujanos certificados son pioneros y expertos de la mini ETS ambulatoria en México. El procedimiento se realiza a través de una sola incisión real de 5 mm. de cada costado del tórax, lo que ayuda a una rápida recuperación y hace la cicatriz prácticamente imperceptible en una cirugía que tiene una duración de una hora.

A través de esta pequeñísima incisión se introduce el toracoscopio (una pequeña cámara) para identificar la cadena del nervio simpático que comunica los impulsos que provocan el sudor; posteriormente el médico determina el nivel apropiado donde deberá cortar y cauterizar el nervio simpático, esto sin retirar ninguna porción del mismo; de esta manera bloquea la comunicación del sudor abundante en las zonas deseadas (manos, axilas, rostro, cabeza, eliminado el rubor facial y presentando resultados favorables también para la zona de los pies). Los resultados son inmediatos y podrás verificarlos al finalizar la cirugía a través de una prueba termorreguladoras de la sudoración.

Atendemos exitosamente de 8 a 10 casos de sudoración grave a severa a través de cirugía mínimamente invasiva. Agenda una consulta hoy, resolveremos todas tus dudas.