Hay casos donde una persona que ya se ha sometido a una ETS, sigue padeciendo sudor en exceso en la zona por la cual se sometió a la dicha cirugía.

Una de las causas que se han encontrado es que los nervios Kuntz o accesorios, que son un factor importante en la aparición de síntomas persistentes de la hiperhidrosis, no fueron cortados. Es por esto que el Dr. Dajer, al momento de practicar la Mini ETS, corta los nervios accesorios además del principal.

También es posible que ocurra una regeneración de los nervios. Y en casos raros, puede suceder que el cirujano que realizó la intervención con anterioridad haya confundido el nivel T3 por el T2, dejando este nivel T2 completamente intacto y continúe enviando señales del nervio simpático a los dedos y el rostro.

El Dr. Dajer puede tratar a individuos que ya han sido tratados anteriormente con una cirugía ETS y presenten síntomas persistentes de hiperhidrosis. Ha realizado la Mini ETS de forma exitosa y el paciente es dado de alta el mismo día en que se sometió al procedimiento.

Algunos médicos hacen una pleurectomía parcial, donde cortan una ventana de la pleura para poder ver el nervio simpático. Esto es bastante traumático y genera tejido cicatrizante que se adhiere a la pared del pecho, lo que provoca que algunos de los pacientes encuentren bastante dolorosa la recuperación de una ETS. La recuperación es mucho menos dolorosa con la Mini ETS de una sola incisión, por lo que no debe temer pasar por el mismo dolor después de someterse a una nueva cirugía con el Dr. Dajer.

WhatsApp Mándame un Whatsapp