El sudor es esencial para la supervivencia humana y sirve como un regulador de temperatura para prevenir el calentamiento el exceso de nuestro cuerpo.

Hay de 2 a 4 millones de glándulas sudoríparas distribuidas en todo nuestro cuerpo. La mayoría de ellas son glándulas sudoríparas ecrinas y se ubican principalmente en las plantas de los pies, palmas de las manos, frente, mejillas y axilas. En la Hiperhidrosis las glándulas que están principalmente involucradas son estas, las glándulas ecrinas.

 

 

Estas glándulas ecrinas, junto con otras glándulas encargadas del sudor, responden a diversos estímulos como:

  • Mensajes del cerebro de que hay un sobrecalentamiento en el cuerpo.
  • Hormonas.
  • Emociones.
  • Actividad física y ejercicio.

En las personas con hiperhidrosis, estas glándulas están en un constante estado de “encendido”. Contrario a la opinion popular, el sudor NO está compuesto por toxinas. Está compuesto en un 99% de agua y una pequeña cantidad de carbohidratos, sales, proteínas y urea.

No todo el sudor en exceso es igual. De hecho, muchas veces el sudar de más puede ser una señal de una condición seria. Descubre más acerca de los 2 tipos de hiperdidrosis aquí.

WhatsApp Mándame un Whatsapp