Efectos Secundarios:

Los pacientes deben estar conscientes de la existencia de la sudoración compensatoria y que ésta puede ocurrir.

La sudoración compensatoria se manifiesta como sudoración en espalda, muslos, estómago, axila, entrepierna o en la parte baja de las piernas que puede ir desde leve a severa. La incidencia reportada en sudoración compensatoria en registros  internacionales varía entre el 50% y 90% de los pacientes que se someten a la cirugía ETS.

La tolerancia a la sudoración compensatoria depende del paciente. La mayoría de las personas que se sometieron a la cirugía y que la presentan, ésta es leve y la consideran mucho más aceptable a la cantidad de sudor de antes. Existen medicamentos que se pueden tomar después de la intervención quirúrgica que pueden ayudar a reducir la severidad de la sudoración compensatoria.

Pacientes con sobrepeso y obesidad pueden experimentar una sudoración compensatoria mayor. Así mismo, pacientes que vivan en regiones con climas cálidos y húmedos pueden encontrarla menos tolerable. La sudoración compensatoria es el efecto secundario más común reportado por pacientes, sin importar qué cirujano les practique la cirugía ETS.

La sudoración gustativa, la cual ocurre al comer u oler ciertos alimentos, se puede desarrollar entre el 10% y el 20% de los pacientes que se sometieron a esta cirugía.

También puede ocurrir la sudoración fantasma, la cual es la sensación de que se suda aunque realmente no sucede, y normalmente se resuelve entre 1 a 3 semanas después de la cirugía.

Complicaciones:

Las complicaciones serias a raíz de la cirugía son poco usuales.

Pleura sensible (sensibilidad del revestimiento torácico) puede limitar la actividad física. Síndrome de Horner (el cual es reportado en muy pocos casos), neumotórax (colapso del pulmón), sangrado, neuralgia postoperatoria y parastesias, posible pérdida del cabello y bradicardia (ritmo cardiaco bajo) que pudiera requerir un marcapasos. Otras posibles complicaciones incluyen, pero no están limitadas a, enfisema subcutáneo e intolerancia al calor.

Es posible que ocurra una persistencia de los síntomas si hay existencia de nervios accesorios, nervios duplicados o tractos nerviosos. Se puede presentar recurrencia de los síntomas si hay una regeneración de los nervios (poco usual), lo cual requeriría que se realizara una segunda intervención.

WhatsApp Escríbame por Whatsapp